martes, 10 de agosto de 2010

La Historia del Escudo Nacional Argentino

En enero de 1794, por Real Cédula, la Corona de España erigió el Real Consulado de Buenos Aires. Al frente del edificio se colocó su escudo, el primero con los colores celeste y blanco que se haya utilizado en Buenos Aires. El Secretario del Consulado, Manuel Belgrano, fue después el creador de la bandera argentina. Esos colores representaban probablemente a la Patrona de las Indias, y coinciden con los colores de la Orden de Carlos III, puesta bajo la advocación de María Santísima.

Manuel Belgrano hizo estampar un escudo muy similar al actual en el estandarte bendecido en Jujuy el 25 de mayo de 1812, y que luego fue depositado en el Cabildo de dicha ciudad.

En cuanto a la oficialización, sin embargo, el escudo nacional argentino se origina en el sello usado por la Soberana Asamblea General Constituyente de 1813. Hasta que se instaló la Asamblea, el 31 de enero de 1813, no existía un sello para legalizar los actos gubernamentales, pues venían utilizándose los sellos de las armas reales que se estampaban en los documentos durante el Virreinato. Ante tal necesidad, la Asamblea comenzó a utilizar un sello propio, inspirado en un modelo que compuso en 1812 el peruano Antonio Isidro de Castro por disposición de Bernardino Rivadavia y que le había sido presentado al Primer Triunvirato.

Se supone que la adopción sucedió en las primeras sesiones de la memorable Asamblea, pues ya en un decreto del 22 de febrero de 1813, firmado por Alvear y Vieytes, aparece el escudo en un sello de lacre. La primera mención expresa data del 12 de marzo del mismo año, al disponerse que el Supremo Poder Ejecutivo (el Segundo Triunvirato) usase el mismo sello que la Soberana Asamblea, con la única diferencia de la inscripción correspondiente alrededor de los atributos. Otro decreto, fechado el 27 de abril, asigna ya carácter de emblema nacional a ese sello, al ordenar que las armas del rey fijadas en lugares públicos o que figuren en los escudos y banderas de algunas corporaciones sean sustituidas por las armas de la Asamblea (el escudo).

Su forma definitiva quedó fijada en 1900 por Estanislao S. Zeballos, en esos momentos Ministro de Estado; y su arquetipo, establecido en el Decreto 10.302, dictado en Acuerdo General de Ministros el 24 de abril de 1944.

martes, 29 de junio de 2010

Escudo Nacional Argentino por Wikipedia ¬

El escudo de la república Argentina fue aceptado oficialmente el 12 de marzo de 1813 por la Asamblea General Constituyente de ese año. Aun así, se conservan documentos emitidos por la Asamblea que testimonian que antes de conocerse el decreto que aprobara su diseño ya se empleaba el actual escudo, habiéndose utilizado con anterioridad a este el escudo de armas del Virreinato del Río de la Plata.

A pesar de la ausencia de sanción legislativa, el hecho de que Manuel Belgrano lo usara como símbolo central del gallardete de las tropas emancipadoras consagró el emblema, siendo adoptado por pueblos y gobiernos como símbolo de la nacionalidad argentina.
La historiografía oficial considera que la Asamblea del Año XIII comisionó al diputado por San Luis, Agustín Donado para que se encargara de la confección del sello con el cual se autenticaría la documentación del Gobierno, el grabado definitivo de tal sello fue realizado por el orfebre Juan de Dios Rivera quien parece haberse inspirado en un escudo usado por los jacobinos durante la Revolución francesa [1].

martes, 22 de junio de 2010

Más información ;)

Fue el 12 de marzo de 1813 cuando estando en marcha la asamblea general constituyente, se declaró por primera vez que el emblema del escudo Nacional, a través de un sello que se venía empleando desde que había dado comienzo la asamblea, sea el único símbolo representativo del poder ejecutivo de allí en más.
No se sabe con certeza quien lo diseñó en su contexto pero la disposición de sus figuras y el significado de todo el conjunto se puede resumir en el gorro frigio, el cual es un antiguo símbolo de libertad y la pica evidencia el propósito de sostenerla, de ser necesario, con las armas, en defensa de la soberanía nacional. Se considera que los brazos que estrechan sus manos derecha en el cuadro inferior representan la unión de los pueblos de las Provincias Unidas del Río de la Plata. El sol naciente, anuncia al mundo la aparición de una nueva nación. Los laureles son símbolos heráldicos de victoria y triunfo y evidencian las glorias ya adquiridas en Suipacha y en Tucumán, al igual que son nombrados en nuestro himno Nacional.
La cinta inferior que une los dos ramos de laureles, con los colores azul, plata (blanco) y azul, similares a los de los dos cuarteles de la elipse, es alusiva a la nacionalidad argentina.
Todo apunta a tres cosas Libertad, Gloria y Unión.
Con el tiempo, el escudo fue víctima de distintos intentos de modificaciones, como disposición y formas, cantidades de banderas, orientación de un elemento u otro, lo cual llevo a la necesidad de reglamentarlo y dar fin a tanta diversidad de opiniones enfrentadas de hecho, con lo cual el Decreto Nº 10.302, dictado el 24 de abril de 1944, en acuerdo general de Ministros, pone fin a toda esa carrera por cambiar el diseño y lograr colocar en elEscudo Nacional, algún símbolo que representase al sector, movimiento o religión en cuestión.